618 015 995 - 923 364 310

mejores-tecnicas-curacion-contenidos
¿Quieres mejorar la experiencia de tus lectores? ¿Deseas incrementar tu tráfico web? Conoce las mejores técnicas de curación de contenidos que SEO 64 te presenta en esta nueva entrada. Aunque es un tema fácil y con una teoría comprensible, en la práctica es una labor delicada que requiere esmero.

¿Qué es la curación de contenidos?

La curación de contenidos es un método para crear material editorial original. Esta consiste en buscar, recopilar, filtrar y seleccionar información relevante en internet para luego usarla para atender las necesidades de nuestro público meta.

Entre los beneficios de poner en práctica este proceso de investigación está que te resulta muy útil para mejorar tus conocimientos así como tu estrategia de marketing. Notarás que fluirás más en la redacción de contenidos, tu posicionamiento web, productividad, tu red de contactos y tu autoridad en el sector mejorará mucho.
habilidades-content-curator

Habilidades que debe tener un buen curador de contenidos

Para tener éxito en la curaduría de contenido no basta con seguir metódicamente cada paso de investigación. Sino, que hay que sentar las bases, primero en nosotros, sobre lo que somos capaces y no de hacer. Para ello, necesitamos desarrollar estas habilidades.

  • Ser un lector asiduo: la lectura permite ampliar nuestros conocimientos, nos ayuda a ser más críticos y estimula la creatividad.
  • Capacidad de análisis: el curador de contenidos debe tener la habilidad de detectar un contenido de calidad. No solo por su apariencia de forma (ortografía, conceptualización, etc) sino, también por su coherencia, originalidad, estructura, calidad de las fuentes citadas y los archivos complementarios usados.
  • Es un buen comunicador: un buen comunicador debe llevar implícito el arte de escuchar´. Esto le permite ser receptivo, resolutivo y dispuesto a ser parte activa de la retroalimentación.
  • Se apoya en herramientas y softwares: ¿qué sería de los oficios online sin plataformas con las que agilizar su trabajo? Tal vez hace más de 10 años no hubiese tenido impacto, pero hoy en día es indispensable trabajar de la mano con programas de edición, redes sociales y gestores de información, entre otros.
  • Es proactivo: un buen curador de contenido es capaz de transformar los contenidos a partir de sus ideas, las cuales le permitirán mejorar o sustituir los que ya han sido publicados.

Conoce las mejores técnicas de curación de contenidos

Si el especialista cuenta con estas habilidades básicas será muy capaz de poner en práctica la metodología adecuada que le ayudará a crear contenido de impacto para mejorar el posicionamiento web.

Identifica la demanda de tu público

Toda empresa, negocio o marca personal debe saber a quién dirige su producto o servicio. De esta manera sabrá con mayor seguridad qué es lo que su audiencia busca, quiere y necesita. Respóndele a través de un post, un video, una infografía, etc.
Una vez que sepas cuál es el contenido que demanda tu público es necesario que inicies la investigación, antes de escribir. Y para que lo hagas bien, tienes que seguir estos pasos.

Comienza a recolectar datos

El proceso de investigaación lo debes hacer en todas las plataformas digitales: buscadores, redes sociales, webs, foros, blogs… En cualquiera de estos conseguirás información interesante para tu audiencia.

Haz un resumen

Es muy seguro que mientras investigabas encontraste un artículo muy interesante pero demasiado extenso. Y, aunque lo has guardado, entras en el dilema de tomarlo en cuenta o no. Para que no lo descartes y pierdas los datos valiosos que pueda contener, haz un resumen.

Transforma el escrito con tus conocimientos del tema, tus propias ideas, comentarios y alguna información que hayas conseguido en otro post. Haz esto teniendo en mente la reducción del texto, no su ampliación. Así condensarás su contenido y se te hará más fácil usarlo en los otros pasos.
proceso-curacion-contenidos

Filtra toda la información

Ahora debes deshacerte de la información irrelevante y quédate con las ideas principales de los textos junto con los datos oficiales o estadísticos. El secreto en este paso está en leer con detenimiento la investigación. De esta manera podrás extraer las frases destacadas, la titulación y algún material multimedia que complete la redacción.

Pese a ser un paso fácil, es importante hacerlo con sumo cuidado para evitar el plagio. Con la práctica irás mejorando esta habilidad.

Jerarquiza los datos

Luego de terminar con el proceso de selección lo que deberás hacer es jerarquizar los datos. Dicho de otra manera, aquí empiezas a estructurar el texto como lo quieres mostrar. Hazlo con todos los datos y fuentes encontradas.

Crea tu propio contenido

A partir de lo investigado puedes crear tu propio post. Para que no caigas en el copiar y pegar, dale la vuelta a lo que ya tienes en mano. Reinventa lo que has encontrado: crea una nueva estructura, un título más atractivo, agrégale nuevas fuentes, expón un caso de estudio, cuenta una anécdota explica el tema desde tu experiencia. En fin, puedes nutrir y diversificar la información que tienes y crear una nueva propuesta.

Te dejamos varias ideas para que hagas tu propia publicación:

Ponle un título más atractivo

El título es quizás el elemento más determinante de una entrada. Este es como la etiqueta de presentación que será decisiva en el incremento o disminución del tráfico web. Este también viene a ser un elemento característico de nuestro sitio. Redáctalo de tal manera que con solo verlo ya todos sepan que es de tu autoría. Para que lo hagas inédito modifícalo usando palabras claves que asocies tu marca.

Atribuye las fuentes citadas

Hay un dicho en literatura que el escritor es como un Dios. En él está el destino de cada personaje y de la trama de la historia. Pero, no es así del todo cuando se trata de textos informativos-educativos. Ya que mucha de la información que maneja de seguro ya alguien la ha usado. A no ser que se trate de un texto donde exponga su experiencia absolutamente.

Citar la fuente de dónde has sacado ese dato importante es un acto ético, de respeto y reconocimiento. Además, dice mucho de ti, da a entender que eres un redactor profesional a la vez que le aporta credibilidad al contenido.

Una manera de darle más relevancia a tu texto es incluyendo las opiniones de influencers del área. Búscalos en sus perfiles de Twitter e Instagram e inclúyelas en tu escrito.

Usa archivos multimedia

Complementa el texto con imágenes, videos, infografías, gráficos y cualquier otro archivo multimedia. La idea es variar el formato del contenido. Si te das cuenta que todas las fuentes de donde sacaste la información carecen de una infografía, entonces agrega una a tu escrito.

Difunde el contenido y evalúa

Ya que has terminado con el proceso de curación de contenido es momento de darlo a conocer. Porque, de lo contrario ¿qué sentido tendría si no lo publicas? Publícalo en tu blog y compártelo en todas tus redes sociales.

Pero antes siempre es recomendable analizar la legibilidad de un texto y su impacto en el SEO.

El trabajo no acaba en la publicación de tu texto, no. El proceso continúa porque ahora debes seguirle los pasos al impacto que ha causado tu publicación. ¿Le gustó a tu audiencia? ¿Se mantuvo el engagement o aumentó?

Otros datos para mejorar la curación de contenidos

Vincula informaciones de diferentes webs

Con la vinculación de la información nos referimos a que consultes varias fuentes, extraigas de ellas lo más importante y lo unas. Claro, es una unificación con sentido porque un dato debe complementar al otro de forma coherente.

Pon en práctica el storytelling

A las personas les encantan las historias bien contadas. Y el marketing no es la excepción para no hacerlo. Al contrario, es una técnica muy útil para atraer lectores y convertirlos. Cuenta una historia verosímil valiéndote de información en redes sociales, publicaciones de otros medios, fotografías.

Usa herramientas de curación de contenidos

Para que tengas organizada todas tus investigaciones y alivies un poco tu responsabilidad, apóyate en aplicaciones y herramientas.

Algunos ejemplos de estas plataformas son:

  • Pocket: con la que puedes recopilar todo tipo de formato de contenido, guardarlos y leerlos luego.
  • Storify: con esta herramienta no solo guardarás una investigación, sino que deberás identificarla con un titular y descripción original.

Ya conoces las mejores técnicas de curación de contenidos, ¿cuál agregarías a la lista? ¿Tienes algún secreto para realizar esta labor? Queremos conocer tu experiencia. Ponte en contacto con nosotros si quieres una asesoría sobre marketing de contenidos.
curacion-contenidos-infografia
Fuente infografía

Share This Story!

About Author

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.